Bondi Beach

 

Bondi Beach

Bondi Beach

Bondi Beach es el nombre que recibe la playa más famosa de Sídney, situada a menos de 10 kilómetros del centro de la ciudad, en la región de gobierno local de Waverley Council, en los Suburbios Orientales. Guarda cierta semejanza con otras hermosas playas urbanas de gran calidad, como la playa de la Concha en San Sebastián o la playa de Riazor de La Coruña. La playa toma su nombre de la palabra aborigen australiana “Bondi” o “Boondi”, que significa “agua que rompe sobre las rocas” o “sonido del agua rompiendo en las rocas”.

Bondi Beach fue un suburbio de clase trabajadora a lo largo de la mayor parte del siglo XX, dado que tras la Segunda Guerra Mundial se instalaron allí cientos de emigrantes judíos provenientes de Polonia, Rusia, Hungría, Checoslovaquia, Alemania, y posteriormente Sudáfrica, Rusia e Israel. Esto se hace patente en toda la región circundante, donde encontramos varias sinagogas, una carnicería kosher y el Club Hakoah para judíos.

El origen de la playa, tal y como se conoce hoy en día, se remonta hasta el año 1851, cuando Edward Smith Hall y Francis O’Brien adquirieron 809.400 m2 de la zona de Bondi que incluían la mayor parte de la playa. Posteriormente, en 1877 O’Brien permitió que la playa y los terrenos de los alrededores estuvieran disponibles para el público como zona de pícnic y lugar de entretenimiento. Debido a la popularidad que la playa adquirió entre la gente, el Consejo Municipal solicitó al gobierno que diera a Bondi Beach el estatus de reserva pública, el cual consiguió el 9 de junio de 1882, cuando se convirtió en una playa pública.

Bondi Beach tiene alrededor de un kilómetro de largo y recibe muchos visitantes a lo largo del año, entre otras cosas porque es un lugar idóneo para la práctica del surf, sobre todo en su extremo meridional donde hay mayor oleaje debido a las célebres corrientes marinas de la zona.

Este famoso oleaje provocó un suceso, ocurrido el 6 de febrero de 1938 y que se conoció como “Black Sunday” o “Domingo negro”. Una multitud de 35.000 personas se encontraban disfrutando de la arena y el surf cuando una serie de enormes olas golpearon la playa y arrastraron a la gente al mar. Un total de 5 personas murieron ahogadas y alrededor de 250 tuvieron que ser rescatadas.

Hoy en día la playa es mucho más segura, ya que además está provista con una red submarina para evitar ataques de tiburones, la cual comparte durante los meses de verano con otras playas a lo largo de la costa. Otras especies que han sido avistadas en la zona de la bahía incluyen ballenas y delfines en su época de migración, así como los poco frecuentes pingüinos azules.

Mira todo lo que puedes hacer en Sídney.

– Daniel García

 

, , , , ,

Subscribe

Subsríbete a nuestra newsletter para recibe las últimas novedades

Comments are closed.