El Palacio de Bellas Artes de San Francisco

Palacio de Bellas Artes

Palacio de Bellas Artes

El Palacio de Bellas Artes de San Francisco se encuentra en el distrito de La Marina de la ciudad, y es una hermosa estructura originalmente construida para exhibir obras de arte dentro de la Exposición Internacional de 1915 que se llevó a cabo en el lugar y de la cual es uno de los pocos edificios que aún se conservan en pie en la actualidad.

El palacio fue diseñado por Bernard Maybeck, el cual se inspiró en la arquitectura antigua de Grecia y Roma. Construido alrededor de una pequeña laguna artificial, el Palacio de Bellas Artes se compone de un palacete erigido alrededor de una rotonda central situada sobre el agua para imitar el efecto de otras construcciones clásicas europeas que se reflejan sobre las aguas y que son apreciables así desde la distancia.

La ornamentación incluye tres paneles obra de Bruno Louis Zimm alrededor del entablamento de la rotonda y que representan “La lucha por la belleza”, simbolizando la cultura griega. Otros detalles son obra del artista Ulric Ellerhusen, como las estatuas de mujeres llorando encima de la columnata, así como el friso esculpido con figuras alegóricas que representan la Contemplación, la Admiración y la Meditación.

La parte inferior de la cúpula cuenta con ocho grandes inserciones que contenían originalmente murales realizados por Robert Reid: cuatro representando la concepción y el nacimiento del arte, el compromiso con la Tierra, su progreso y aceptación por parte del intelecto humano, y las “cuatro medallas de oro” de California (amapolas, cítricos, el oro y el trigo).

El Palacio de Bellas Artes fue uno de los diez palacios situados en el corazón de la Exposición Internacional de San Francisco de 1915, pero mientras que la mayor parte de la exposición fue demolida al finalizar el evento, el palacio se convirtió en un símbolo tan querido que se fundó la Liga de Preservación a cargo de Phoebe Apperson Hearst, para la posterior conservación del monumento.

En 1964, y debido al deterioro de las instalaciones, el palacio original fue demolido por completo dejándose en pie solamente la estructura de acero de la sala de exposiciones. Los edificios fueron reconstruidos a continuación, así como todas las decoraciones y esculturas. Los únicos cambios con respecto al original fueron la ausencia de los murales de la cúpula, dos pilones finales agregados a la columnata, y la ornamentación original de la sala de exposiciones que fue variada.

Hoy en día, además de albergar exposiciones de arte, el palacio sigue siendo una atracción popular para los turistas y locales, habiéndose convertido en uno de los lugares predilectos para la celebración de bodas, banquetes y fotos de pareja en todo el área de la bahía de San Francisco. Además es un buen lugar para observar la vida salvaje, puesto que muchas especies han hecho su hogar allí, incluyendo cisnes, patos, gansos, tortugas, ranas y mapaches.

– Daniel García

 

, , , , ,

Subscribe

Subsríbete a nuestra newsletter para recibe las últimas novedades

Comments are closed.