Murano

Murano

Murano

Así es como se denomina a la isla de mayores dimensiones de la Laguna Veneciana por detrás de Venecia, que está situada atan solo 1,5 kilómetros del norte de Venecia y que es famosa entre otras cosas por su producción de cristal. Tiene cerca de 30.000 habitantes, pero suele ser vitada por turistas durante todo el año.

Desde Venecia, tenemos dos opciones para llegar hasta Murano. La primera de ellas es en vaporetto con las líneas 41, 42, DM y LN. La otra posibilidad es contratando la excursión en español con un precio de 20€ por persona que realiza la ruta Murano, Burano y Torcello y que además incluye guía que nos irá dando detalles e información de lo que estamos viendo.

Al llegar a Murano llama la atención el estilo renacentista de sus casas y su característico faro blanco. Anteriormente en la ciudad existían varias iglesias, pero tras el paso de los años y el crecimiento del negocio del vidrio, poco a poco se fueron derrumbando para hacer espacio a las fábricas de cristal.

A día de hoy quedan cuatro iglesias en pie y solo dos se pueden visitar: La Chiesa de San Pietro que fue levantada en el siglo XIV y reconstruida poco después, decorada con obras de Tintoretto y Veronese además de una de las obras más destacadas de Bellini y la de Chiesa de Santa Maria e Donato, que data del siglo VII, que fue reconstruida en el siglo XII y restaurada en el siglo XIX, y que es un claro ejemplo por sus cuatro costados del estilo veneciano-bizantino. De entre todo, seguramente lo más destacado sea su suelo de mosaicos y su enorme techo.

Pero como dijimos anteriormente sin lugar a dudas la actividad comercial más desarrollada en Murano es la producción de cristal. A lo largo y ancho de la isla encontraremos varias fábricas de cristal en las que descubriremos todo el proceso del vidrio desde su preparación y soplado hasta el moldeado en la forma que deseamos. Con el paso del tiempo sus talleres y tiendas han ido cobrando relevancia hasta el punto de convertirse en marcas internacionales como FerroMurano, Salviati, o Barovier & Toso.

Y no solo eso… si nos hemos quedado con ganas de más, podemos visitar el Museo del Vidrio en el que encontraremos cerca de 4.000 piezas de distintas civilizaciones y épocas. La lámpara de araña que pesa más de 300 kilos y que encontraremos expuesta allí es sin lugar a dudas la pieza más importante de todo el museo.

 

, , , , , ,

Subscribe

Subsríbete a nuestra newsletter para recibe las últimas novedades

Comments are closed.